jueves, 7 de junio de 2012

¡ ATENCIÓN !... ESCUCHEN


“ Un país sin emprendedores es un país sin futuro. Nuestro país no se puede permitir, y menos en su situación actual con más de la mitad de los jóvenes sin trabajo, que sólo 3 de cada 100 jóvenes españoles emprendan. No nos podemos permitir que la sociedad y nuestro modelo educativo sigan anclados en la aversión al riesgo, la preferencia por el empleo asalariado y la demonización del empresario.
Los españoles y especialmente los jóvenes deben asumir una transición hacia un nuevo modelo de sociedad en la que la seguridad dependerá de las capacidades de uno mismo y no de lo que el Estado o una empresa puedan ofrecerles. No existirá el empleo para toda la vida, ni el empleo fácil y deberán inventarse y crear su propio empleo. Y es en cómo abordar esa transición en lo que debemos educar y preparar a nuestros jóvenes y a los que no lo son tanto. Hay que enseñarles a emprender, -menos que me lo den y más yo lo hago-.


Ya no hablo sólo de educación, que también, hablo del propio seno de la familia en el que el orgullo de unos padres no debe sólo ir dirigido a que su hijo o hija sea funcionario o trabaje en una multinacional, sino que deben sentirse igualmente orgullosos si decide emprender un negocio, sacarlo adelante y además si se cae sea capaz de levantarse.
El esfuerzo y los méritos conseguidos por uno mismo deben inculcarse en la familia y a lo largo de todo el sistema educativo, desde la cuna hasta la vejez. Solo así habrá una verdadera cultura emprendedora en España “.
Lorenzo Amor. Presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos ( ATA ), Madrid, 06/06/12.

No hay comentarios:

Publicar un comentario