miércoles, 20 de junio de 2012

TOMARÉ NOTA


Una anciana llevó a su hijo a ver a Gandhi. Tenía problemas con el niño ya que no hacía lo que ella le decía que hiciera y pensó que si Gandhi hablaba con él, Gandhi lograría que él obedeciera. Finalmente logró una cita con él y ella le dijo a Gandhi: “ Dile a mi niño que no coma azúcar ”. Ghandi dijo: “ No le puedo decir que no coma azúcar ”. Ella dijo: “ ¿ Por qué ? “. Él dijo: “ No le puedo decir que no coma azúcar ”. Y agregó: “ Trae a tu niño en 30 días ”. La señora veneraba a Ghandi a tal grado que no lo cuestionó. Simplemente se marchó y 30 días después regresó. Nuevamente dijo: “ Dile a mi niño que no coma azúcar ”. Ghandi miró al niño y le dijo: “ No comas azúcar ”. Ella le preguntó: “ ¿ Por qué no podías haber hecho eso hace 30 días ? ”. Él dijo: “ Es que hace 30 días yo estaba comiendo azúcar ”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario