domingo, 25 de agosto de 2013

CITIUS, ALTIUS, FORTIUS

¿ Le reconoces ?


Hoy se cumple un año de su muerte. A mi modo de ver, fue el más grande explorador de todos los tiempos. " Más rápido, más alto, más fuerte ". Éste fue el lema de los juegos olímpicos de 1972. Mañana se cumplirán 41 años de su inauguración.
Era un niño normal y corriente. ¿ O no tan normal ? Tenía un sueño. Un gran sueño para su época. Su sueño era volar. Y vaya si lo consiguió. Empeñó su vida en ello. Se fue curtiendo a base de esfuerzo, experiencias, retos, superación de dificultades, y nunca desistió. Se hizo muy fuerte, voló tan alto y tan rápido como pocos lo habían hecho antes y llegó a ser el número uno, el elegido. A pesar de ello, muchos destacan su humildad: Es un pequeño paso para un hombre, pero un gran salto para la humanidad ".

Gracias por tu ejemplo Neil. Descansa en paz.

¿ Te has tirado alguna vez por un tobogán cubierto en un parque acuático ? Es como si viajaras a través de un agujero de gusano que te traslada, sí o sí, desde la plataforma de salida hasta la piscina. Una vez que has tomado la decisión de tirarte, ni puedes, ni quieres parar. ¿ No tienes a veces la impresión de que tu vida se desarrolla como si la vivieras dentro de uno de esos toboganes ? Pues no, es sólo una ilusión, sí que puedes modificar tu rumbo. A propósito, dicen los científicos que hasta el Sol periódicamente se recicla, y precisamente ahora, está a punto de cambiar su polaridad magnética. ¿ Y tú, te decides ?

No hay comentarios:

Publicar un comentario