lunes, 16 de diciembre de 2013

INNOVATION








Cualquier proceso innovador requiere de un paso previo imprescindible, la apertura mental. Nada nuevo puede surgir si no cambiamos nuestra forma de pensar. Los paradigmas del pasado van quedando obsoletos y su sustitución exige una renovación radical. Con frecuencia las nuevas ideas tienen que soportar una fuerte oposición. Su brillantez acaba otorgándoles el lugar que se merecen. Para alcanzar su propósito, la convicción y la perseverancia son aliados inseparables del auténtico espíritu innovador.


No hay comentarios:

Publicar un comentario