viernes, 24 de octubre de 2014

EL PRINCIPITO

Las personas mayores nunca pueden comprender algo por sí solas y es muy aburrido para los niños tener que darles una y otra vez explicaciones.

...

A lo largo de mi vida he tenido multitud de contactos con multitud de gente seria. Viví mucho con
personas mayores y las he conocido muy de cerca; pero esto no ha mejorado demasiado mi opinión
sobre ellas.
Cuando me he encontrado con alguien que me parecía un poco lúcido, lo he sometido a la
experiencia de mi dibujo número 1 que he conservado siempre. Quería saber si verdaderamente era un ser comprensivo. E invariablemente me contestaban siempre: "Es un sombrero". Me abstenía de
hablarles de la serpiente boa, de la selva virgen y de las estrellas. Poniéndome a su altura, les hablaba
del bridge, del golf, de política y de corbatas. Y mi interlocutor se quedaba muy contento de conocer a un hombre tan razonable.

...

Tengo poderosas razones para creer que el planeta del cual venía el principito era el asteroide B
612. Este asteroide ha sido visto sólo una vez con el telescopio en 1909, por un astrónomo turco.
Este astrónomo hizo una gran demostración de su descubrimiento en un congreso Internacional
de Astronomía. Pero nadie le creyó a causa de su manera de vestir. Las personas mayores son así.
Felizmente para la reputación del asteroide B 612, un dictador turco impuso a su pueblo, bajo pena de muerte, el vestido a la europea. Entonces el astrónomo volvió a dar cuenta de su descubrimiento en 1920 y como lucía un traje muy elegante, todo el mundo aceptó su demostración.

Antoine de Saint-Exupéry, " El principito".


No profeso la adulación. Hay gente para todo, y eso no es lo mío. Por el contrario, admiro a quienes se atreven a cuestionar presuntos "sombreros". A quienes tienen el coraje de mirar y ver más allá. Nos han programado en analógico y somos muy testarudos para reconocer que el mundo es digital. Nos han lobotomizado para que creamos que las cosas son como pretenden que las veamos, pero nada más lejos de la realidad. Y no es una cuestión de edad, sino de libertad. El problema es que la libertad exige responsabilidad, y ésta es una carga demasiado pesada. Yo prefiero imbuirme de las ideas de los raritos.

“Aquel que lleva en el corazón una visión maravillosa, una idea noble, algún día lo realizará”, James Allen.
"Lo único peor a no tener vista, es no tener visión”, Helen Keller.

" Alinea talentos y pasiones, rompiendo paradigmas ", Álvaro Cuadrado.
( www.alvarocuadrado.com )


No hay comentarios:

Publicar un comentario