martes, 31 de marzo de 2015

SOMOS GRANDES,HEMOS NACIDO PARA GANAR


La envidia es uno de los siete pecados capitales.
Me reconozco pecador porque envidio la creatividad, el entusiasmo, la inocencia, la perseverancia y la implicación de los niños cuando hacen o quieren conseguir algo. Es una envidia sana. ¿ O debería llamarla admiración ? No sólo eso, me he propuesto contagiarme de esa actitud y volver a disfrutar de esos placeres de la infancia. ¡ Sienta pero que muy bien !






“ La envidia es el tributo que la mediocridad le rinde a la excelencia “, Stephan Kaiser.

No hay comentarios:

Publicar un comentario