domingo, 9 de agosto de 2015

ESTÁ DE MODA

De rabiosa actualidad. Como dijeron Robert Toru Kiyosaki en su libro, Bill Clinton  con su apoyo personal


Warren Buffet, Bill Gates, Paul Zane Pilzer y tantos otros en sus declaraciones, estamos ante una gran oportunidad profesional a comienzos del siglo XXI. Los modelos clásicos son incapaces de recuperar la imparable tendencia bajista del mercado laboral. Pero la tecnología está de nuestra parte.

Mientras la crisis parece no tener fin, el crecimiento de las cifras de negocio de este sistema son espectaculares, así como su expansión por los 5 continentes, incluso en países como China.

Para que te vayan sonando: MLM, Network Marketing, mercadeo en red, marketing relacional, venta directa, ventas por recomendación...  

Los medios de comunicación tradicionales se empiezan a implicar en su difusión, las universidades americanas y europeas lo empiezan a incluir en sus planes de estudio. No cabe duda, ésto se está convirtiendo en la alternativa más interesante. ¡ Ha llegado la hora !




LOS 4 TIPOS DE PERSONAS EN RELACIÓN CON GANAR Y EMPLEAR EL DINERO


El dinero no es más que una herramienta de intercambio esencial en el mundo moderno, y como tal, hay que aprender a ganarlo y a emplearlo. No hay más, se gana, y se emplea. Si se gana, tarde o temprano habrá que emplearlo en algo. De manera que sólo hay 4 tipos de personas:

1º Las que no saben ganarlo, ni emplearlo.
2º Las que no saben ganarlo, pero sí emplearlo.
3º Las que saben ganarlo, pero no emplearlo.
Las que saben ganarlo y también emplearlo.

Lo que está claro es que quien gasta más de lo que gana va mal, que quien sólo tiene una fuente de ingresos está jugando con fuego, y que lo ideal es saber llevarse bien con él, tanto para ganarlo, como para emplearlo.


jueves, 6 de agosto de 2015

SÍ QUE PUEDO

¡ ENTRE LAS SIENES !

Ahí se encuentra recluido todo nuestro potencial. Una capacidad sorprendente, que sólo descubriremos cuando la pongamos a prueba, abandonando la zona de acomodo y explorando nuestros propios límites.

Con frecuencia nos sorprendemos empleando la expresión: ¡ cómo es posible !

Un niño, un anciano, un disminuido... nosotros, haciendo algo que nunca nos hubiéramos podido imaginar.

¡ Muy fácil, intentándolo !


Ahora se está poniendo de moda asistir a cursos para demostrarnos que podemos caminar sobre las brasas, o partir una flecha presionándola contra nuestro pecho... o correr una maratón. Y después, ¿ hemos aprendido algo ? ¿ Tenemos miedo de abandonar el rebaño ? Somos singulares, somos únicos, también hay cosas que podemos conseguir de forma individual. ¡ Ésa es la auténtica frontera !

You are HERE

You are HERE

lunes, 3 de agosto de 2015

SUICIDIO EN VIDA

Este año no voy de vacaciones porque me sobra la pasta.
No me compro un coche nuevo porque me sobra la pasta.
Vivo en esta casa y este barrio porque me sobra la pasta.
Cuando miro la carta de un restaurante se me va la vista a la derecha porque me sobra la pasta.
Llevo la ropa del año pasado porque me sobra la pasta.
Utilizo los servicios públicos porque me sobra la pasta.
Todavía vivo con mis padres porque me sobra la pasta.
No viajo en avión porque me sobra la pasta.
No llevo a mis hijos a un buen colegio privado porque me sobra la pasta.
Tengo un móvil de 5 años porque me sobra la pasta.
No voy a hoteles y restaurantes de lujo porque me sobra la pasta.
Este año no me puedo casar porque me sobra la pasta.
No le puedo ofrecer a mis hijos todo lo que me gustaría porque me sobra la pasta.
No puedo ver a mi familia y amigos con más frecuencia porque me sobra la pasta.
Aunque me apasiona, no colecciono arte porque me sobra la pasta.
Voy en traje y en bicicleta al trabajo porque me sobra la pasta.
Voy a trabajar cada día, aunque lo aborrezco, porque me sobra la pasta.
No me pido un año sabático porque me sobra la pasta.
No puedo ir al médico que necesito porque me sobra la pasta.
Este fin de semana no me voy de viaje porque me sobra la pasta.
Juego a la lotería porque me sobra la pasta.
Vivo rodeado de vecinos a los que no soporto porque me sobra la pasta.
Soy asiduo a las rebajas, las ofertas, las tarjetas y los cupones de descuento porque me sobra la pasta.
No tengo quien me ayude en las tareas domésticas porque me sobra la pasta.
No voy a visitar los lugares que admiro por TV porque me sobra la pasta.
Vendo las cosas que ya no utilizo porque me sobra la pasta.
No puedo ayudar económicamente a mis padres porque me sobra la pasta.
No tengo barco ni avión porque me sobra la pasta.
Estoy buscando un trabajo porque me sobra la pasta.
No tengo más joyas porque me sobra la pasta.
No juego al polo ni al golf porque me sobra la pasta.
No compro cosas de marca porque me sobra la pasta.
No estudio en la universidad que me gustaría porque me sobra la pasta.
No me voy a dar la vuelta al mundo porque me sobra la pasta.
No puedo hacer lo que me apasiona porque me sobra la pasta...


No me puedo permitir hacer mis sueños realidad porque me sobra la pasta.

I can Predict Your Future

I can Predict Your Future