martes, 30 de agosto de 2016

DE VENTA EN VENTA Y SIGO PORQUE ME RENTA

Cuando nacemos, lo primero que tenemos que hacer es llorar, si no lo hacemos no van a poder confirmar que ya hemos llegado, que tienen que empezar a contar con nosotros.

A continuación, hay que seguir llorando, porque si no lo hacemos, no van a saber que tenemos hambre, que queremos que nos cambien el pañal, que nos encontramos mal, etc, etc.

Venimos de fábrica enseñados a vendernos, para conseguir algo a cambio.

Durante la infancia la programación persiste, sabemos hacernos más que pesados, a veces insoportables, hasta que conseguimos lo que queremos: una chuche, un juguete, salir a la calle o no hacerlo, vestirnos o no quererlo... cualquier cosa, aunque los adultos ni siquiera nos entiendan. Tenemos nuestras ideas claras, o no, y punto.

Pero... esa programación viene con fecha de caducidad. Los adultos nos educan para que vayamos renunciando a nuestras ideas y nos amoldemos a las que a ellos les interesan. Poco a poco nos vamos cerciorando de que no todos nuestros esfuerzos de ventas son merecedores de una comisión. Tanto es así, que llega un momento en que renunciamos completamente a defender nuestros intereses. Nos vamos amoldando a los intereses de otros, sin siquiera cuestionarnos las razones. Encontrar un empleo, comprar un coche, y luego una casa, trabajar todo el año para poder ir de vacaciones, o no, y volver a empezar.

¡ Alguien está haciendo el agosto, y no somos nosotros !

¿ Éramos vendedores y ahora somos compradores ?

NO, seguimos siendo vendedores, es innato en nosotros. ¿ Cómo, si no, encontramos ese empleo, o una pareja, o conseguimos que nos fichen para un equipo, o que nos acepten en un grupo, o que nos den un crédito...  lo que sucede es que estamos enfocando nuestros esfuerzos de venta en esos menesteres, y no en otros.

“ Todo en la vida es ventas “, Jim Rohn y Chris Widener. ¿ Has leído "Dice pilares" ? ¡ Te gustará !

La comisión que perseguimos puede ser material ( dinero, un regalo, un favor... ) o inmaterial ( reconocimiento, aprecio, satisfacción personal, agradecimiento... ).

No deberíamos resignarnos a ignorar nuestras habilidades naturales cuando pueden sernos de gran utilidad también en lo económico. Te animo a visualizar el siguiente vídeo:


domingo, 21 de agosto de 2016

RUTH BEITIA

La edad no tiene por qué ser un obstáculo. Hoy nos lo ha demostrado una madurita compitiendo en una especialidad basada en la actividad física, en un entorno en la que todos son atletas de alto rendimiento.

Con 37 años, doblaba la edad a algunas de sus rivales en la final, y como siempre, plantándole cara a una de las leyes generales del Universo.


Cuando te impulsas sabes que vas a volver a caer, el desafío es tutearte con la gravedad, flirtear con el cielo, imaginar por un instante lo que sería tener alas. El reto consiste en superar sin derribar el obstáculo antes de regresar al estado natural con los pies en el suelo.

Y ahí es donde siempre los ha tenido esta atleta, pero con sueños a la altura de las nubes, como ha de ser cuando se quiere ser un gigante y dejar huella en la Historia.

Sueños... y determinación. Templanza y disciplina. Mucho esfuerzo y autoconfianza.

Sólo hay una persona en este mundo en la que se puede confiar al 100 %. En uno mismo. Y debes estar preparado, porque te puedes fallar.

Trabajando muy duro y pacientemente ha sabido buscar su oportunidad, sentir su cuerpo como agua bajo el influjo de la marea y esperar la correcta alineación de todos los astros, para que elevaran su cuerpo por encima del listón.

Hoy ha salido todo bien. Ha sido la mejor en el concurso. Ha merecido la pena el sacrificio.

Primera mujer española en alcanzar un oro olímpico en atletismo.

Que siga la racha.

¡ Grande RUTH, enorme RUTH BEITIA !

jueves, 18 de agosto de 2016

RICHARD BRANSON



                      Creative, shiny, challenges, exciting, enthusiasm, passionate, quality, excellence...ICONIC

100.000.000 people engaged in the world    
                                         100 millones de personas comprometidas por todo el mundo

200.000 millions dollars in revenues a year
                                                        Facturación de 200.000 millones de dólares anuales

"Everybody needs a second chance in life"                      
                                              Todo el mundo necesita una segunda oportunidad en la vida

"We were involved in network marketing once"        
    Nosotros estuvimos involucrados en una compñía de network marketing en una ocasión

"I am a tremendous believer in netwok marketing"        
                                                    Soy un tremendo creyente en el network marketing

"All the future jobs in the next 20 or 30 years will be created by network marketing entrepreneurs and other entrepreneurs"
                Todos los empleos del futuro en los próximos 20 o 30 años serán creados por emprendedores del network marketing y otros emprendedores

                              Screw it, let`s do it !                                      Richard Branson

domingo, 14 de agosto de 2016

DARLO TODO


Rafa Nadal lo dio todo en la competición individual masculina (4º), Mireia Belmonte lo dio todo en 800 m libres (4ª), Gemma Mengual lo dio todo en rutina libre (4ª)...

Son algunos de los mejores deportistas españoles de la Historia, dedican su vida a conseguir determinados resultados, aunque no siempre lo consiguen.

Todos los que compiten lo hacen por las mismas medallas, pero sólo hay para tres, los demás no tienen premio.

Todos lo saben antes de empezar, pero lo dan todo por intentarlo. Es la actitud del competidor. No hay ninguna garantía de éxito. Se trata de un camino sembrado de obstáculos, y el reto consiste en ir superándolos de uno en uno. Si todo va bien, y a los demás no tanto, se puede alcanzar el objetivo, en caso contrario habrá que conformarse con la experiencia de superación, con los acontecimientos agridulces del camino... y con la determinación de volver a intentarlo en la próxima ocasión.

Como la vida misma. El que no arriesga, no gana. Pero el que lo hace siempre aprende alguna lección y además puede conseguirlo.