domingo, 25 de noviembre de 2018

NO SÉ HACER OTRA COSA

Yo soy minero, mi padre fue minero y mi abuelo también, no sé hacer nada más, ya soy mayor para aprender algo nuevo. Siempre he vivido aquí, nunca he salido de mi pueblo. Tengo una familia que mantener... Necesito que me ayuden.

Aprende otro oficio, emigra, CAMBIA.

¿Crees que lo mejor es reclamar compasión y vivir de las limosnas?

Sabes hablar, tienes ojos, brazos y piernas, y cerebro, supongo. Pues entonces déjate de tonterías.

¡Eres capaz de hacer cualquier cosa que te propongas!


Todos deseamos una vida mejor, pero pocos están dispuestos a afrontar el cambio que supone conseguirla. Muchos piensan que son los demás quienes deben proporcionársela.

¿Eres de esos?

Déjate de EXCUSAS y espabila.


Tus creencias son un factor decisivo en la definición de tu futuro. Solo de ti depende en qué quieres creer. Si crees en los demás más que en ti o crees que tú puedes conseguir lo que te propongas.

La primera decisión y la más importante es la de no bajar nunca más a la mina.


No hay comentarios:

Publicar un comentario