sábado, 7 de diciembre de 2019

LO QUE NO SABÍAS SOBRE LAS NUEVAS OPORTUNIDADES DE NEGOCIO


Muchos emprendedores se lanzan cada día al ruedo de los negocios con el estoque en una mano y... ¡con la otra mano vacía! Se han olvidado de coger la muleta. Cuidadín.

¿Cuántos bares, cafeterías, restaurantes, pubs... peluquerías, fruterías, carnicerías, clínicas, academias, librerías... han abierto recientemente en tu zona... y ya han cerrado?

A los pocos meses llega un nuevo emprendedor, vuelve a abrir otro local del mismo estilo y... vuelve a cerrar.

Inversiones de miles, decenas de miles de € que se van al garete. Miles de horas de trabajo, esfuerzo e ilusión desperdiciadas. Una lástima.

Se puede evitar. Me explico.

Del lado de las empresas: alquiler de locales prohibitivos, tasas, impuestos y exigencia de servicios obligatorios sin fin, costes laborales disparados, saturación del mercado, competencia feroz, bajada de precios para poder competir y sobrevivir, bajan las rentabilidades... fracaso empresarial.

Del lado del cliente: renta media disponible a la baja, alquileres al alza, se va buscando lo más barato, se renuncia a la compra de determinados productos y servicios que el cliente no puede permitirse, incluso considerados esenciales hasta hace bien poco (casa, coche, vacaciones, restaurantes...).

Pero hay cosas que son imprescindibles, a las que nadie está dispuesto a renunciar, es más la demanda sigue en aumento, independientemente de que se viva en casa propia o de alquiler: telecomunicaciones (más gigas), electricidad (hay que cargar los cada vez más numerosos dispositivos eléctricos en el hogar), seguros obligatorios de vehículos (coche, moto...), y voluntarios (si tienes casa, de hogar, si te preocupa tu bienestar, de salud, dental...), alarmas (la policía no da abasto, búscate la vida), etc, etc, etc.

¿Quiénes prestan estos servicios? Correcto, las grandes multinacionales. Las que ganan dinero.

Son servicios básicos, de primera necesidad, son negocios seguros, va a continuar la demanda y se va a incrementar. Pueden ofrecer grandes rentabilidades y proporcionar ingresos recurrentes. Todos los meses.

También entre ellas existe una gran competencia, y precisamente por ello, las que pueden permitírselo, están explorando nuevos canales de distribución, nuevas formas más solidarias y éticas de adquirir y fidelizar clientes, lo que acaba proporcionando una fantástica oportunidad de negocio para emprendedores hastiados del modelo tradicional.

Sin local, sin horarios, sin empleados, sin interminables papeleos, sin muchos de los gastos habituales asociados, con la aplicación de las últimas tecnologías que ya están al alcance de cualquier particular.

Tú también puedes tener tu propio micronegocio introduciéndote en el terreno de los grandes.

Ellos saben dónde está el pastel y se lo van a comer.