jueves, 5 de diciembre de 2019

LA GRAN MENTIRA SOBRE ESO DE QUE EL TAMAÑO IMPORTA

Depende para qué. Una insignificante chispa puede acabar incendiando todo un bosque. Así como una persistente gota de agua puede conseguir horadar una roca o incluso si se congela en una grieta, fracturarla. Un océano no es más que una enorme acumulación de esas gotas, y cada una de ellas, una agrupación de moléculas, y éstas, la unión de 3 átomos, y así sucesivamente.


El secreto de todo lo grande, no es otra cosa que el apalancamiento de lo pequeño.

Del mismo modo que David derrotó a Goliat, un leve esfuerzo convenientemente aplicado y sostenido en el tiempo puede lograr efectos descomunales.

Todo lo que hoy es grande, empezó por ser pequeño. Es una ley natural. Es solo cuestión de voluntad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario