domingo, 27 de septiembre de 2020

LA VENTA MULTINIVEL ANTES DE JESUCRISTO

El artículo 22 de la Ley del Comercio Minorista regula la venta multinivel y emplea conceptos tales como redes, comerciantes, distribuidores y agentes. Legislación de finales del siglo XX, que se ha demostrado de gran actualidad en el XXI y que tiene sus orígenes varios siglos antes de la Era Cristiana.

En tiempos de la Roma republicana, y con mucha anterioridad, pues no se trata más que de la esencia del comercio, y este existe desde que se inventó el trueque, las relaciones económicas se sustentaban en dos tipos de personas jurídicas: el patrón y el cliente.

Sin que existiera discriminación por la procedencia social o nacionalidad de los individuos, se establecían relaciones comerciales, que buscando el beneficio de ambos intervinientes, facilitara la transacción de productos y servicios entre productores y consumidores finales.

El cliente de un patrón podía ser asimismo patrón de otros clientes, convirtiendo al primero en patrón supremo del segundo, de modo que los clientes del segundo se convertían automáticamente en clientes del primero.

El concepto de cliente en época romana era diferente al actual. Hoy en día identificamos los términos cliente y consumidor. Entonces, un cliente era un empresario que adquiría ciertos productos de un fabricante y los ponía a disposición de su patrón para que este a su vez los negociara con su propio patrón, y así sucesivamente.

De manera que el que los romanos llamaban patrón supremo se relacionaba con sus patrones de primer nivel, que a su vez se relacionaban con otros patrones, que conformaban el 2º nivel del 1º y el primer nivel del 2º, y así sucesivamente hasta el productor inicial que podía encontrarse en cualquiera de los países de la ribera del Mediterráneo o fronterizos con estos con los que la ciudad de Roma mantenía relaciones comerciales.

Nada nuevo en la esencia, muy diferente en las formas. Hoy se puede hacer todo por internet.



No hay comentarios:

Publicar un comentario