viernes, 25 de septiembre de 2020

NEGOCIO CENTRADO EN EL CLIENTE






Sin clientes, no hay negocio. Y para disponer de un negocio sólido a largo plazo son recomendables la cercanía y la confianza que permitan la fidelización de esos clientes. Pocas compañías en la tesitura actual son capaces no solo de mantener su cifra de negocio, sino de seguir creciendo a un ritmo espectacular. El secreto no es otro que el de no conformarse con la satisfacción del cliente, sino de esforzarse por superar continuamente sus expectativas. Es futuro está reservado para aquellas marcas que lo entiendan y se esfuercen por cumplirlo a rajatabla.